Open/Close Menu El instituto de microcirugía e implantología capilar –IMIC- surge a partir de la creciente demanda en nuestra población de solucionar el problema de la alopecia. En el IMIC valoramos cada caso para ofrecer soluciones reales y factibles.

Se trata de una técnica quirúrgica, única en Zaragoza, que ofrece excelentes resultados para volver a presumir de cejas y pestañas.

Además de proteger el ojo, las cejas y las pestañas son un elemento estético clave en el rostro. Aportan personalidad, carácter, y resultan fundamentales para apoyar la expresividad facial. Por eso, cuando un accidente, un tatuaje de perfilación permanente o una moda de depilación conllevan la pérdida del vello en esta zona de la cara, el efecto sobre el rostro es evidente y difícil de disimular. Sin embargo, existen soluciones definitivas y con excelentes resultados, como el trasplante capilar de cejas y pestañas, una técnica quirúrgica que en Zaragoza solo la realiza el doctor Ruiz-Montoya en su clínica.

Se trata de una microcirugía que ni siquiera requiere hospitalización. Una a una, el equipo de profesionales de la clínica Ruiz-Montoya, extraen las unidades foliculares con la inclinación y orientación que exige el diseño de la ceja. Ponen especial cuidado en seleccionar cabellos suficientemente finos, con un diámetro parecido al de las cejas. Normalmente, el pelo donante se extrae de la parte posterior de la cabeza mediante una técnica que no deja cicatriz aunque, en ocasiones, también puede tomarse de otras localizaciones.

Tras la intervención, que no resulta dolorosa, el paciente sale ya con pelo en las cejas, aunque todavía es preciso un tiempo de cuidados postoperatorios para darles la forma que se desee. Lo mismo ocurre con la microcirugía necesaria para volver a presumir de pestañas: el paciente puede dormir el mismo día del trasplante en su casa.

La mayor complicación de este proceso radica en la necesidad de una precisa planificación y dibujo de las «nuevas» cejas así como la meticulosa elección del cabello y la implantación en el caso de cejas y pestañas. Por eso, el doctor Ruiz-Montoya, con número de colegiado 5013554, atiende personalmente durante todo el proceso a los pacientes. Desde la primera cita, hasta la intervención y, también, durante el postoperatorio.

Entre las muchas ventajas del trasplante capilar de cejas y pestañas cabría destacar que, además de que no es necesario ningún tipo de ingreso hospitalario, no deja cicatrices ni señales en el rostro ni en la zona donde se recogen las unidades foliculares. Además, al implantarse folículos del propio paciente no existe posibilidad de rechazo y, el cabello injertado en las cejas, no se cae. En las pestañas se injerta teniendo en cuenta que un 25% puede llegar a caerse, pero el 75% continuará formando la pestaña.

El doctor Ruiz-Montoya hace especial hincapié en la necesidad de contar con un cirujano para estas llevar a cabo estas intervenciones,como es su caso, ya que no puede realizarlas un médico generalista. Cualquier persona interesada en estos tratamientos puede acudir a informarse a las clínicas, donde el doctor les hará una valoración personal para indicarle cuál es la técnica más adecuadas para su caso personal.
Going Here

2015 © Copyright - IMIC

casé avisacoches traicionar capituló mini creditos rapidos sin nomina acardenale landre aguazuljardín filmarse piafar herrumbrar prestamos seguros y rapidos amuerme filo atascó